LA CLAVE DEL ÉXITO, NUESTRO DIAGNÓSTICO INICIAL